Banc Sabadell

Dona una llave

Ayuda a que las personas que duermen en la calle tengan un hogar

En Barcelona casi 3.000 personas no tienen un hogar y más de 900 duermen directamente en la calle. Arrels, trabaja para que la persona que vive en la calle pueda acceder, si quiere, a viviendas dignas, estables en el tiempo y con un apoyo pactado que la permita desarrollarse y recuperar su autonomia.

¡Campaña financiada!
Donantes
Donados de

Nadie durmiendo en la calle

BARCELONA - ESPAÑA

En Cataluña, unas 48.454 personas tienen graves problemas de alojamiento, de las cuales más de 14.000 no tienen hogar.

1
BENEFICIARIOS DIRECTOS

Aquellas personas que de forma natural han sido beneficiadas por las acciones desarrolladas en la campaña

4
BENEFICIARIOS INDIRECTOS

Aquellas personas identificables, que reciben un efecto potencial de las acciones desarrolladas en la campaña.

Nadie durmiendo en la calle
DESCRIPCIÓN

En España, por cada 100.000 habitantes hay, como mínimo, 71 personas sin hogar. En 2012 se han contabilizado 23.000 personas sin hogar atendidas en los centros asistenciales de alojamiento y restauración. 

En Arrels se acompaña a las personas sin hogar en su camino hacia la autonomía, ofreciendo alojamiento, alimentación y atención social y sanitaria.

Dentro del programa Housing First, Arrels proporciona un alojamiento individual, digno y estable a las personas que se encuentran en una situación cronificada de sin hogar. Una vivienda proporciona estabilidad, intimidad y seguridad a la persona, es un derecho fundamental y un requisito previo para resolver otras problemáticas sociales, sanitarias, laborales, etc.

ACTUALIZACIONES Y ENLACES

Arrels (web)

OBJETIVOS DE LA CAMPAÑA

Mejorar la situación de alojamiento de una persona atendida en Arrels que se encuentre en situación vulnerabilidad social elevada.

ACTIVIDADES
  • Adecuar, adaptar y ofrecer un piso individual siguiendo el modelo Housing First
  • Acompañar y proporcionar el suporte emocional necesario para iniciar el proceso de recuperación de la persona sin hogar atendida en los pisos.
¿QUIÉN SE BENEFICIARÁ?

Una persona que vive en la calle desde hace muchos años podrá tener las claves de un nuevo hogar, una vivienda digna, estable y permanente que el permitirá rehacer su autoestima y recuperar autonomía.